Un nuevo incendio en Valparaíso… ¿una nueva prueba de Dios?

El día jueves 8 de octubre de este año 2015, en el Cerro Arrayán de Valparaíso se produjo un incendio que afectó a 10 viviendas y que significó que 30 personas quedarán absolutamente en la indefensión. Fue a ese lugar donde este sacerdocio de Cristo se dirigió para brindar Socorro (Asistencia Espiritual) a quienes sufrieron los efectos de esta tragedia.
Recorrimos el cerro y dialogamos con las personas, que se encontraban en el lugar donde un par de días antes se levantaban sus viviendas. Se observaba solo escombros y desolación en el lugar, sin embargo, mucho empeño y solidaridad entre vecinos y organización entre las familias en la limpieza para volver a levantarse.

Las personas asumen estos hechos como una tragedia y por cierto que humanamente lo es, pero no logran vincularlos como un medio a través del cual Cristo Dios, con voluntad y voz, se manifiesta. Nuestra presencia y acción justamente tenía un propósito: generar un espacio de reflexión, de oración y diálogo con Cristo, para que las personas damnificadas pusieran la confianza en Él, cuan Dios Vivo y llegaran a comprender el para qué suceden estos hechos que les afectan tan directa y violentamente; ¿Qué entender de lo acontecido?
En general las mujeres estaban muy receptivas a las oraciones y reflexiones de fe palabras que se entregaron y que les permitió tener una mirada más profunda y diversa de estos hechos de tribulación, que no son lo que comúnmente se dice “un castigo de Dios”, sino más bien un efecto de la acción de los hombres y mujeres, que en su soberbia y porfía se alejan del orden básico de Dios. Más nos sorprendió un joven que nos pidió que visitáramos a su abuela que estaba en su casa ¡allí en ese edificio amarillo en el Depto. xx¡ nos dijo…, allí acudimos de parte del joven que pidió socorro para su abuela… y nos abrieron su puerta, habían muchas mujeres, niños y un bebe. La abuela nos recibió y nos acomodamos en un espacio para conversar y orar. Se sumaron otras mujeres, lo niños y la mujer con el bebé quien había acogido a “la familia Muñoz” la más numerosa que sufrió la pérdida total de su vivienda y enseres. Luego de escucharlas y reflexionar sobre lo que han vivido, en una sola voz elevamos oraciones de gratitud por la vida y la fe en el Cristo Vivo, el Dios que remece a los que ama.

En nuestro recorrido pudimos constatar que existe en las personas de fe falta de conciencia sobre el sentido de estos hechos, también se advierte un gran vacío y un estado de desamparo se percibe en cada uno de ellas, por lo mismo cada palabra que fue entregada con amor y espíritu les hizo sentido. Están ávidos de escuchar una palabra que les lleve luz en estos momentos de grandes pruebas y aflicciones.

Está claro que el hombre por sí solo no llegará a comprender el sentido espiritual de los hechos de tribulación, es decir aquellos hechos que nos remecen y sobre los cuales es preciso tener una mirada macro y profunda, una mirada que pone a la persona en honestidad de cara a esta dolorosa realidad y le lleva a una profunda reflexión y discernimiento. Sabemos que ello es solo posible desde el Espíritu y con humildad, y no desde la lógica mental o la emoción agitada del alma, por ello acudimos, cuan sacerdotes de servicio, a socorrer entregando asistencia espiritual a la gente, llevando guía y orientación espiritual, para activar la Fe de las certeza y abrir la conciencia en el que sufre, y para que las personas aprendan a escuchar a Dios que habita en su propio Espíritu.

Vencer la Apostasía por Amor a Cristo

– La apostasía es la gran enfermedad de los Hombres de Fe –

Entre el mundo creyente se ha establecido como apostasía el abandonar una iglesia, religión o el clérigo por discrepancias o quiebre en la Fe.

Pero la apostasía A CRISTO es algo más profundo que discrepancias eclesiásticas. Es la deformación y degeneración de la doctrina y Espíritu Original que Cristo nos dejó, sin prescindir de Su Nombre. Y eso es lo que durante dos mil años se ha incrustado en el mundo por acción malvada del Hombre: Negar a Cristo en nombre de cristo.

La apostasía actúa en distintos niveles. Estos son algunos ejemplos de cómo actúa entre el mundo creyente. Todo ser de Fe con voluntad de vivir a Cristo, debe tenerlos presente para combatir como verdadero agente de sanación esta enfermedad que aleja al Hombre de Fe del Dios Vivo que ES:

1) Divinizar la calidad humana de Jesús por sobre su calidad de Dios, y suplantar la calidad Cristo y Verbo que es desde siempre y antes de este mundo. Ejemplo “Jesús te salva”; “Acércate a Jesús”.crucifix-207397_640

2) Adorar la crucifixión de Jesús como único acto de Redención y Salvación, y olvidar la vital y mayor importancia de los tres días de victoria y Resurrección donde la muerte fue vencida y el espíritu del Hombre es restaurado por acción salvadora de Cristo. Ejemplo: “Alégrate, Jesús murió por ti”; “Fuimos Salvados por la muerte en la cruz”.

3) Seguir predicando que somos pecadores por naturaleza y nacemos en pecado, y olvidar que con los hechos de Salvación todos nacemos puros y restaurados. Ejemplo: “Reconoce que eres pecador y Cristo te acogerá”

4) Basar la Fe en una Iglesia, olvidando que es el ESPÍRITU que habita en el Hombre el único templo de Dios del cual habló JesúsCristo.

5) Negar la autoridad directa del Cristo vivo sobre la fe de los Hombres, reemplazándola por autoridades humanas.

6) Reducir a Cristo a un libro, adorando a este instrumento como algo sagrado y absoluto, olvidando que es un medio para establecer una relación viva con Dios. Pero no es TODO lo de Dios.

7) REZAR a Dios de forma repetitiva, o sólo pidiendo y pidiendo, olvidando que Cristo nos enseñó la ORACIÓN como un DIALOGO permanente con Dios con el objetivo de trascender este mundo y sus amarras.

8) Negar el esfuerzo y disciplina personal que requiere la vida espiritual en la oración y meditación. Reemplazándolo por una asistencia repetitiva a un lugar, un día determinado.

Virgen22.JPG9) Elevar y adorar a santos y vírgenes por sobre la calidad de conductor ÚNICO del Cristo hacia el Padre. “Nadie llega al Padre si no es por el Hijo”. Por ejemplo: Celebraciones paganas a santos, vírgenes o ángeles.

10) Vivir la espiritualidad como algo de uso exclusivamente personal e individual, y olvidar que parte vital de la Fe en Cristo se encuentra en la vivencia comunitaria del cuerpo de consagrados y en el servicio al prójimo.

11) Usufructuar y negociar con la Fe, o hacerse participe de negocios usando el nombre de Cristo, y transgredir las severas advertencias de Cristo sobre el apego aldinero y las riquezas. “No se puede servir a Dios y al Dinero”. Ejemplo: Cobrar por bendiciones, oraciones, sacramentos, etc. Solicitar dinero en medio de rituales. Lo de Dios no se comercia.

12) Litigar sobre Dios entre los diversos credos, y olvidar que Dios es universal, y que Cristo es el único con poder de Juicio. “No juzgaras”

Estos puntos son parte de esta enfermedad de la Fe, llamada Apostasía, la cual vino a desplazar la autoridad de Cristo no apenas dejó este mundo. Es un arma del mal para negar y esconder la vía de elevación del Hombre a través del propio espíritu y la autoridad Viva que tiene Cristo como Sumo Sacerdote Celestial.

Tomando conciencia de los reales hechos de Salvación sucedidos con la venida de Cristo y del Plan que abrió hacia adelante, el verdadero creyente tendrá ante sí una división de su camino: seguir al Dios que los Hombres han reemplazado o seguir la autoridad directa de Cristo bajo un nuevo orden y en una nueva vida.

Debemos vencer la Apostasía y establecer una relación personal con Cristo Vivo.

De todos y de cada uno depende vencer la Apostasía por Amor a Cristo.

¿Cuando nació Cristo?

Los descubrimientos e investigaciones se han ido encontrando con muchas pruebas que van dándonos una mirada más amplia de estos acontecimientos. Que si bien al considerar la trascendencia del hecho que un Dios haya encarnado en esta tierra, poco podría importar la fecha, contar con esta información nos coloca de frente a como ha funcionado el mundo no solo en estos temas, sino que en muchos otros que determinan la forma de vivir de las personas.

¿Porque el 25 de Diciembre?

Hasta antes del emperador romano Constantino, las tierras dominadas por el imperio romano estaban bajo un calendario llamado juliano, que fue hecho por el emperador Julio Cesar, de ahí su nombre, el cual fue implementado por astrónomos egipcios que el Cesar convocó.

Estatua de Constantino. York, Bretania

Este calendario entro en vigencia en el año 45 ac. y tuvo una duración hasta que el emperador Constantino, luego de hacer que el imperio adoptara la fe cristiana como credo único mando a pedir a un monje, Dionisio el Exiguo que creara un nuevo calendario para el imperio. Es ahí cuando se determina que el año cero da inicio a la era cristiana, sin embargo Dionisio cometió dos errores.

El primero, calcula de forma regresiva el año de nacimiento de Cristo contando los emperadores romanos según sus periodos de mandatos. Sin embargo no considero que los primeros 4 años del mandato del Emperador Augusto (que gobernaba cuando nació Cristo) fue bajo el nombre de Octavio. (27ac. – 14dc. y 31ac. – 14ac.respectivamente) diferencia de 4 años que hacen que Cristo hubiera nacido 4 años antes. Y el segundo error, es que en la construcción de este calendario no está la consideración del año 0. Por lo tanto estamos hablando de que Cristo nació en los años 5 o 6 antes de la era cristiana. Si bien hay bastante material en diferentes medio que comprueban estos errores. El punto principal es porqué celebramos el día 25 de diciembre un acontecimiento que dista de estas fechas. Y la respuesta es muy simple.  Constantino a final de cuentas era un romano, y no cualquier romano, era el emperador. Y más allá del sueño que tuvo con la batalla que ganaría colocando como estandarte la cruz del martirio de Cristo, fue en ese momento que se comenzó a justificar el asesinato, el oprobio, la persecución, la intolerancia, y tantas otras acciones que distan de los valores y ordenes que Cristo, el Dios, entregó a los hombres para poder vivir en este cuerpo carnal, pero sin perder su esencia y origen espiritual.

Pensemos, si Constantino hubiera tomado de verdad las enseñanzas que Cristo entrego ¿como debería haber sido su gobierno? ¿que se espera de un Emperador que practica los principios Crísticos?

Se sabe que Constantino, era seguidor de las tradiciones paganas y en particular aquellas que adoraban al dios Sol, el sol invictus o invensible dios sol, y cuya celebración se llevaba a cabo entre el 22 y 25 de diciembre.

 

Medalla de Sol Invictus

Por lo tanto se instaura esa fecha como la fecha del nacimiento de Cristo, no porque efectivamente haya nacido en esa fecha. ¿Si Constantino hubiera considerado a JesúsCristo, hubiera intentado conocer la fecha de su nacimiento? ¿Porque instauró esa fecha? Dejamos estas preguntas planteadas. 

Los estudios han ido demostrando que es altamente probable que Cristo haya encarnado en Jesús en la quincena de abril, esto por medio de programas predictivos del movimiento de los astros. Y es probable también que esa estrella de la cual habla el evangelio de Mateo, que advirtió a los magos de oriente sobre el nacimiento del Cristo haya sido Jupiter. Cabe mencionar que nunca se escribió que fueran 3 magos, sino, tres los regalos que recibió JesúsCristo. Y tampoco llegaron cuando nació, sino que  probablemente tenía a lo menos 8 meses de vida. Y es lógico pensar que así fuera. EL rey de Judea, Herodes, no supo de este hecho sino hasta que por medio de los magos se entera. Si JesúsCristo hubiera sido un recién nacido, ¿porque entonces manda a matar a todos los menores de 2 años?

Muchas cosas más podemos ir descubriendo y preguntándonos, pero ¿de que sirve saber, si en el fondo no creemos ni entendemos el profundo significado de los hechos acontecidos en esta tierra? Hechos realizados por un Dios encarnado que entrega al hombre la liberación de su Espíritu, que entrega al hombre el arrepentimiento y el perdón, como clave de liberación de las deudas en este mundo, un Dios que en su paso por este mundo nos permitió conocer un orden celestial que nos lleva a la toma de conciencia y que por sobre todo nos muestra que en estos tiempos de tribulación muchos hombres endurecerán su corazón, pero hay otros que por conciencia expandirán la luz y el amor más puro para preparar el Milenio de Paz.