Conversatorio con Ricardo Andreé

Invitación-Cristica

Cómo los-las Crísticos-as debemos enfrentar este tiempo, cómo debemos prepararnos y de qué manera real y profunda lograremos una posición sabia y serena ante la realidad…

Hoy vivimos en un tiempo de confusión donde todos declaran su «propia verdad» (las iglesias, las noticias, los falsos profetas, etc.) Estamos en una constante incertidumbre. Bajo estas circunstancias debemos tener capacidad de discernimiento para no caer en contradicciones e incoherencias. Constatamos cambios climáticos, crisis por contaminación de las aguas, problemas por la cantidad de basura que generamos los seres humanos, la intoxicación del aire que respiramos, amenazas de guerra, violencia a todo nivel, etc. Crisis de orden natural y otras por acción del Hombre.

¿Cómo enfrentamos la vida ante esta realidad los crísticos.

Los crísticos asumiendo, ante todo, nuestra espiritualidad «Cristo en mí», comenzamos a vivir a partir de certezas. En este sentido, uno de los temas que se expuso extensamente fue el de la muerte. Certeza:todos vamos a morir, por cualquier causa; es natural; Y la pregunta es ¿Tengo resuelto el tema de la muerte? Cristo cuando vino a este mundo y encarnó en Jesús, ya nos puso este tema: —Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá; y todo el que todavía está vivo y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?… Por Gracia del Padre y amor del Cristo, hoy cuando una persona muere, su espíritu sigue vivo y su conciencia no se pierde, sigue siendo “persona”, en otro cuerpo y en otro estado y es precisamente luego que la muerte se activa en el ser y después de transcurridos los tres días de ascenso hacia el Reino de los Cielos, cuando enfrentará a Cristo, quien juzgará de acuerdo a obras y fe, para destinar al ser a un mundo de Gloria Inmortal, en virtud de un juicio justo y verdadero. Todos seremos medidos por nuestros frutos. (Causa y Efecto).

Y, desde la mirada crística, se desarrollaron y expusieron diversos temas. 

Es urgente discernir lo que Cristo nos enseña a través de los evangelios. Todo creyente debe vivir los preceptos de Cristo: “Arrepentimiento y Perdón”; “No hagas el Mal”; “Niños: Si a uno de ellos hicieras mal, a mí lo hacen”; “No se puede servir a dos dioses: al dinero y a Dios”; las ocho virtudes (Sermón del monte). Ley de Resurrección…

Toda enseñanza de Cristo debe ser discernida y aplicada a nuestras vidas. Dios no se estudia: Dios se vive.

Finalmente, disfrutamos una pequeña convivencia, un espacio para compartir las enseñanzas y revelaciones de esta profunda conversación. Agradecemos al Hno. Ricardo Andreé su sabia intervención.

TE INVITAMOS A REVISAR EL VÍDEO DE LA CONFERENCIA EN NUESTRA PÁGINA DE FACEBOOK: Movimiento de Fe Cristico

Deja un comentario